Revuelto de bacalao, ajo y patata

Este plato típico portugués se le conoce como “Bacalao Dorado”. Su nombre hace referencia al color amarillo intenso que aporta el huevo y la patata.

Personas: Tiempo: 35 min
Revuelto de bacalao, ajo y patata-min

Recetas con ingredientes similares:

Ingredientes

Revuelto de bacalao, ajo y patata

Revuelto de bacalao, ajo y patata-min

Este plato típico portugués se le conoce como “Bacalao Dorado”. Su nombre hace referencia al color amarillo intenso que aporta el huevo y la patata.

Personas: Tiempo: 35 min

Recetas con ingredientes similares:

Ingredientes

  • 200 gr Champiñones
  • 1 Cucharada Aceite de Oliva
  • 2 Dientes Ajo
  • 200 ml Caldo de verduras
  • 150 ml Leche semidesnatada
  • 1 Cucharadita Salsa de soja
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo seco o hierbas provenzales

Plato elaborado con las migas de bacalao, rápido de preparar, con un intenso sabor y facilísimo de comer ¡ya que no lleva espinas!

Elaboración

Sobre una tabla de cortar vegetales empezamos pelando la patata. La cortamos a láminas muy finas y de un diámetro de 2 centímetros para que su cocinado sea rápido. Una vez la tengamos pelada, la reservamos.

Luego laminamos los dientes de ajo y reservamos.

Lavamos bien el tomate y lo cortamos a dados de 2 centímetros o del tamaño que más nos guste, ya que solamente es para decorar y acompañar a nuestro plato principal.

El bacalao deberá de estar a trozos pequeños. Si no lo compramos ya cortado tendremos que deshacerlo en tiras.

Cogemos una sartén a fuego medio y añadimos el aceite de oliva; cuando haya cogido temperatura añadimos la patata laminada y salteamos por 10 minutos, Podemos tapar la sartén para que mantenga el calor y se haga más rápido.  Luego añadimos el ajo laminado y cuando esté empezando a dorarse añadiremos el huevo, el bacalao, la sal y la pimienta. Removemos para hacer un revuelto. Apagamos el fuego cuando esté cocinado el huevo,  dejándolo a un punto que esté cremoso ya que si lo cocinamos demasiado nos quedará demasiado seco este plato.

Ahora al emplatar, necesitamos un aro de cocina para darle forma a nuestro revuelto. Llenamos el aro hasta que se nos termine la mezcla y le podemos espolvorear perejil y decorar  con el tomate que tenemos reservado y ¡listo!

Más recetas

Salmón al limón con crema de espinacas
Tortitas mexicanas de tofu
Espinacas con coliflor y gambas